Dacriocistorrinostomia

Dacriocistorrinostomia

Dacriocistorrinostomia:

Para los procesos de obstrucción del lagrimal que no se solucionan con el sondaje lagrimal, es preciso realiza una cirugía (dacriocistorrinostomía) que derive la lágrima hacia la nariz (drenaje natural). Con esto, conseguimos solucionar el lagrimeo constante (ojos llorosos) producido por la obstrucción de la vía lagrimal o dacriocistitis.

 

Desde principios del siglo pasado se realizaba una cirugía externa, a través de la piel de la zona pegada a la nariz y el ojo, que abría una comunicación entre el conducto lagrimal del ojo y la pared del hueso de la nariz. Técnica excelente, pero que producía dolor, inflamación y un postoperatorio largo y molesto.

 

Todo esto ha llevado al desarrollo del láser como técnica de elección en las obstrucciones del conducto lagrimal asistido con endoscopia. Permite resultados similares, pero con un postoperatorio más rápido y sin cicatriz o sutura en la piel.