Campimetria

campimetria

La Campimetría visual, también llamada Perimetría visual, es un examen médico que se utiliza para valorar las alteraciones del campo visual. El campo visual es la porción del espacio que es capaz de captar el ojo inmóvil en un momento dado.

 

La campimetría se utiliza principalmente para realizar el control evolutivo del glaucoma y de otras enfermedades de la retina, como la retinosis pigmentaria. También se emplea para el estudio de las lesiones de la vía óptica, pues valorando las pérdidas del campo visual puede localizarse el lugar de la lesión.

 

La enfermedad ocular de definición campimétrica por excelencia es el glaucoma crónico.

 

Al contrario de otras enfermedades, el glaucoma no tiene ningún marcador o gold standard extraperimétrico o independiente (como podría ser un test serológico ). La progresión funcional o campimétrica de la enfermedad glaucoma ocurre a largo plazo de forma irreversible en tres fases: oculta, de aumento de umbrales y crítica.

 

La enfermedad ocular de definición campimétrica por excelencia es el glaucoma crónico.

Al contrario de otras enfermedades, el glaucoma no tiene ningún marcador o gold standard extraperimétrico o independiente (como podría ser un test serológico ). La progresión funcional o campimétrica de la enfermedad glaucoma ocurre a largo plazo de forma irreversible en tres fases: oculta, de aumento de umbrales y crítica.

 

Fase oculta
Inicialmente hay un período oculto en el que la perimetría convencional permanece normal. Para detectar la enfermedad en esta fase sería necesario aumentar la sensibilidad de los aparatos medidores. Al efecto se están desarrollando nuevos modelos perimétricos usando estimulación cualitativamente diferente:

 

Umbrales aumentados

En esta fase del glaucoma los defectos en el campo visual aparecen y desaparecen con gran variabilidad. Según la efectividad terapéutica los defectos pueden tardar bastantes años en consolidarse como patrones identificables. De ahí el interés de seguir un tratamiento

Series perimétricas consecutivas, realizadas cada seis meses y analizadas con los programas estadísticos especiales de algunas marcas de perímetros (análisis de eventos y de tendencias), indicarán si la enfermedad progresa o permanece estable.

 

Deterioro progresivo

Pasada esta fase la enfermedad entra en una etapa crítica de glaucoma evolucionado con deterioro progresivo del campo visual a pesar del tratamiento tensional correcto, que puede terminar en la ceguera.