Iridotomia

Iridotomia

La iridotomia es un procedimiento realizado con láser, la mayoría de veces con láser YAG, comúnmente se realiza para el tratamiento de la enfermedad denominada glaucoma.

 

Es un tratamiento profiláctico que se realiza en ojos con ángulo estrecho (ángulo ocluible) para evitar un episodio de glaucoma agudo (subida brusca de presión intraocular por bloqueo pupilar). Consiste en la realización de un pequeño orificio en la periferia del iris que permita comunicar la zona posterior al iris con la zona anterior (cámara posterior con cámara anterior), y, así, equilibrar las presiones entre ellas.

 

¿En qué consiste el procedimiento de una iridotomía periférica con láser?

Consiste en efectuar un pequeño agujero en el iris periférico conectando el espacio posterior al iris (cámara posterior del ojo) con el espacio anterior al iris (cámara anterior del ojo). Se crea así un nuevo camino para que circule libremente el humor acuoso. Se trata de un camino alternativo además de la vía habitual a través de la pupila. Un verdadero “by pass”. Esto es útil en tres circunstancias:

a) cuando estamos frente a un bloqueo pupilar (cuadro agudo de aumento de presión ocular);

b) cuando ya ocurrió un cuadro agudo en un ojo y ante la predisposición se realiza una iridotomía preventiva en el otro ojo,

c) cuando un paciente presenta un ángulo de la cámara anterior sumamente estrecho que lo predispone a padecer un cuadro de glaucoma agudo por bloqueo.

 

La iridotomía periférica se puede efectuar con láser de argón, con Yag láser o combinando ambos tipos de láseres. El láser de argón tiene un efecto térmico: su luz al impactar un tejido pigmentado como el iris, se convierte en calor. Esto tiene un efecto de coagulación (fotocoagulación) sobre los vasos sanguíneos reduciendo la posibilidad de una hemorragia al perforar el iris. El yag láser genera un efecto de corte (fotodisrupción) al producir microexplosiones en el tejido impactado. El paciente se ubica sentado en un equipo denominado lámpara de hendidura que básicamente es un biomicroscopio.

 

El mismo tipo de equipo con el cual los oftalmólogos realizan los examenes de rutina pero en este caso conectado mediante una fibra óptica con la fuente del equipo de láser. El procedimiento se realiza con anestesia tópica, es decir mediante gotas oculares de anestesia. Previo al láser, además de las gotas de anestesia, el médico oftalmólogo colocará medicamentos que estrechan la pupila estirando el iris para así necesitar menos energía de láser y además gotas que reducen la posibilidad de un pico temporario de presión intraocular por la aplicación del láser. El paciente apoya su mentón y su frente en la lámpara de hendidura y el oftalmólogo apoya una lente de contacto especial sobre la córnea del ojo a tratar.

 

Esta lente le permite tener un aumento adicional en la imagen y concentrar el haz del láser. Un láser auxiliar visible (láser guía) le permite al oftalmólogo apuntar y enfocar el sitio exacto en el que impactará el láser que realizará el orificio.

 

Durante el procedimiento el paciente escuchará un moderado sonido y un destello de luz en cada impacto. En algunos disparos el paciente puede sentir levemente el impacto. Luego del procedimiento su oftalmólogo probablemente le indicará unas gotas para usar durante los primeros días y además, en el caso que Ud. ya estuviera medicado con gotas porque padecía glaucoma, le dará instrucciones respecto del uso de dicha medicación.